Los vídeo tutoriales son importantes en tu estrategia de marketing.

¿Por qué? Muy sencillo, hoy en día existen una gran variedad de formatos de vídeo para poder promocionar los servicios y productos de tu empresa. Como puedes imaginar, cada uno de ellos cubre una necesidad diferente y te ayuda con tu estrategia de marketing, pero es importante prestarle especial atención a los video tutoriales. 

¿Cuáles son las ventajas de crear vídeo tutoriales?

En primer lugar, al usar un vídeo tutorial como estrategia de comunicación en tu empresa, estarás dando una bienvenida privilegiada a los nuevos usuarios, ya que al guiarlos paso a paso sobre cómo funciona tu producto o servicio conseguirás no solo informarme si no una tasa de venta mayor, ya que conviertes su visita en una experiencia personal.

Con los tutoriales, puedes lograr generar un mayor alcance y conexión con tus potenciales. Los usuarios comprometidos, recién llegados, o hasta los experimentados se verán beneficiados y encontrarán algo para aprender, pero sobre todo una excusa para volver a visitarte convirtiéndote así en un punto de referencia para ellos en tu sector. 

Gracias a este tipo de producción audiovisual tus clientes podrán entender a mayor velocidad cómo se utiliza tu producto o servicio, tendrás mayores y más veloces probabilidades de acercarlos a la compra.

Los video cursos o tutoriales, también es pueden servir como una forma de probar que tu producto o servicio es real y competitivo ante potenciales clientes. Seguramente ganarás mayor credibilidad para tu marca porque puedes demostrar todo lo referente a tu producto.

Hay una ventaja significativa, ya que puedes lograr que tus propios clientes difundan tu producto o servicio mediante un efecto espiral, donde tus propios usuarios empiezan a crear tutoriales caseros sobre cómo utilizar tu producto o servicio.

¿Cómo hacer un vídeo tutorial?

Lo primero es organizarte, estructura el contenido y empieza siempre por lo básico. Como apertura, es fundamental contarle a tu audiencia qué van a aprender con el tutorial.

Divide la información de manera estructurada a lo largo del video tutorial (guionizalo). El prospecto ha de ver el funcionamiento y causa de tu vídeo promocional de principio a fin. Esto debería ser en un vídeo de entre 3 y 4 minutos en el que debes dar ejemplos concisos y simples.

Debemos mostrar una imagen profesional, limpia y completamente conocedora del tema elegido, y en ello el aspecto técnico de tu vídeo juega un papel fundamental, mantén calidad en la iluminación y color de cada una de tus escenas, el sonido debe ser nítido y limpio por lo que deberás pos producirlo.

¡El silencio está prohibido! Utiliza una voz en off (la tuya inclusive) para explicar cada paso.

Ayuda a incorporar nuevos conceptos y convierte tus esfuerzos en algo más valioso para un usuario nuevo.

¡CONSEJO! No hay necesidad de asumir nada. Es muy probable que estés intentando dirigir tu tutorial a nuevos usuarios que querrán entender tu producto mejor, entonces crea un paso a paso hecho para un principiante y evita pensar que algunas cosas se explican por sí mismas.